© 2017 ALEJANDRO FUENTES GIL

Alejandro Fuentes Gil, Intérprete de la Naturaleza.

Conocí a un joven escultor mexicano: Alejandro Fuentes Gil, a través de alguna obras suyas expuestas en la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Florencia, en la cuales la figura humana -se trataba de pequeños desnudos femeninos en bronce- es interpretada dentro de la más alta tradición figurativa, mostrando un largo ejercicio y un profundo conocimiento dela técnica escultórica, apegada a la búsqueda de una reproducción de la realidad natural, que puede parecer a veces demasiado sentida y buscada.

Pero este carácter estilístico que se mostraba evidente, observando estas obras, pude verificar después, profundizando en el conocimiento del artista, que podía en mi opinión, originarse de otro aspecto de su poética. De hecho Alejandro Fuentes Gil se apega a la escultura, modelando en creta o en cera preparatoria para la fundición, reproduciendo animales, o mejor aún, cabezas de animales, que le fueron modelos familiares o domésticos, debido al objeto de la actividad paterna de taxidermista.

A eso se debe el competir por el detalle de la naturaleza, casi queriendo recrear la imagen hasta el más recóndito detalle con el gesto de la figuración, de carácter y estudio científico, lleva a Alejandro Fuentes Gil al resultado formal, lleno de un acentuado naturalismo.

Además estas esculturas de fauna recuerdan el sabor y el gusto de un reciente pasado, transfigurado sin embargo en la nueva, metálica, interpretación del detalle del sujeto natural.

Stefano Francolini

Director del Museo Davanzati

Florencia, Italia.

Junio 1998

CRÍTICAS